Drenes verticales

La construcción de un terraplén o estructura induce una presión adicional sobre los suelos cohesivos y puede causar asentamientos residuales a largo plazo durante la vida útil de la estructura. Un programa de precarga puede ser diseñado para inducir estos asentamientos en un tiempo acelerado y así reducir los asentamientos residuales a largo plazo a valores aceptables para la estructura.

 

Teoría de la consolidación
Cuando se aplica una carga sobre un suelo arenoso, el asentamiento inducido es casi inmediato y casi elástico.
Por el contrario, las estructuras y los edificios construidos sobre suelos cohesivos (como arcillas o limos) saturados serán sometidos a asentamientos durante un largo plazo con una disminución constante de la velocidad de asentamiento.
Este fenómeno de asentamientos a largo plazo por disipación del exceso de presión de poro en los suelos cohesivos bajo una carga constante se llama “consolidación”. En general, los suelos cohesivos son saturados y, por tanto, los asentamientos ocurren solamente si una parte del agua es expulsada de los huecos entre los granos de suelo.
Debido a la baja permeabilidad característica de las arcillas, la reducción de la presión intersticial es un proceso muy lento que puede extenderse a lo largo de varios años después de la aplicación de la carga.